image

Viajar con tu mascota en tu vehículo es emocionante.

Las mascotas son parte de la familia. Si planeas un viaje con ellas en tu vehículo, ten en cuenta las recomendaciones y consejos para asegurar el bienestar de todos.

¿Pensando en viajar con tu mascota? Sigue estos consejos

Seguir los principales consejos de los expertos permitirá que viajar con tu mascota sea una experiencia agradable. Es recomendable hacer trayectos cortos con anterioridad para que tu mascota se acostumbre. Durante el viaje, no debes tenerla en el asiento delantero del vehículo, sino en la parte trasera, sujetada y con los juguetes favoritos a disposición. Y recuerda realizar paradas en el camino.

 

Tiempo de lectura: 2:30 minutos

Viajar con tu mascota 1

Los perros, gatos y mascotas en general, son parte de la familia. Siempre están presentes en muchas de las actividades en casa. En el momento en que los dueños deciden preparar un viaje, para unas vacaciones o una escapada de fin de semana, las mascotas no pueden faltar en el plan.

 

 

¿Cómo evitar mareos? ¿Cómo la voy a sujetar para que no se deslice o golpee mientras estoy manejando? ¿Se asustará e intentará meterse debajo de los asientos? ¿Cómo puedo disminuir su ansiedad? Son algunas de las preguntas comunes que todo dueño se hace mientras alista el viaje y piensa en las medidas que tomará para asegurar el bienestar de la mascota.

 

 

Viajar con tu mascota en el vehículo debe ser una experiencia agradable y no debe convertirse en una actividad estresante, siempre y cuando se tomen todas las medidas necesarias para lograr protección y confort. Por ello hemos recopilado cinco consejos de seguridad para que el viaje con tu mascota en el vehículo resulte ameno:

 

Contenido:

1. Mantenla fuera del asiento delantero
2. Sujeta a la mascota
3. Haz paradas
4. No le ofrezcas comida mientras están en movimiento
5. Prepara el vehículo para que se sienta en casa

 

 

1. Mantenla fuera del asiento delantero

Aunque tenerla adelante puede inspirar mayor confianza para algunos de los dueños, es un riesgo para la seguridad de ambos. Al conductor puede generarle distracciones, dificultar su campo de visión o hacer algún movimiento que le haga perder el control del volante. A la mascota le da ansiedad la libertad, por lo que podría moverse demasiado de un lado a otro, golpearse y sufrir los efectos de algún accidente. En suma, el asiento delantero no es un lugar apto para tener una mascota, precisamente por estar muy cerca del conductor, advierte el sitio digital PetMD, que ofrece información experta comprobada por veterinarios. Incluso, sujetarla al asiento delantero se traduce en peligro. Es un lugar físicamente diseñado y equipado con bolsas de aire para humanos, no para perros o gatos, agrega PetMD. El sitio recomendado es en la parte de atrás del vehículo..

  • Disfruta tu vehículo - sujeta a tu mascota

2. Sujeta a la mascota

Sí, los expertos recomiendan que lleves a tu perro o gato en la parte de atrás, pero ello no implica que deba ir libremente o en los brazos de algún miembro de la familia. Para la seguridad de todos, incluyendo la de la mascota que puede sentirse mareada al ver que va de un lado a otro, lo mejor es comprar un arnés de dos anclas hecho especialmente para animales y que se ajusta al cinturón de seguridad del asiento, afirma el portal especializado MyAnimals (2018) .

 

 

Al estar doblemente sujetada sentirá mayor comodidad y evitará dar brincos, sufrir golpes o caídas ante cualquier freno o movimiento del conductor. Tampoco pasará de un asiento a otro ni intentará irse a la parte delantera.

 

Otra solución son los transportines o jaulas de transporte, que son especialmente diseñados para el viaje o desplazamiento de mascotas, de forma segura y cómoda. Están hechos a la medida, por lo que sirven para mascotas pequeñas, medianas o grandes.

3. Haz paradas

Las mascotas se desesperan. Con mayor razón si se trata de su primer paseo o por no estar tan acostumbradas a ir en vehículo. Puede que al principio estén atentas a todo, pero con el paso del tiempo podrían sentir ansiedad, mareos y ganas de salir.

 

Hacer paradas para que la mascota respire, haga sus necesidades, estire las patas, queme el exceso de energía y se sienta en otro ambiente es clave, afirman desde PetMD y MyAnimals. Ojo: saca a la mascota con una correa, así esté entrenada para pasear sin ella. En lugares desconocidos, las mascotas tienden a actuar de forma impredecible. Tampoco dejes a la mascota sola en el vehículo.

 

El número de paradas dependerá de lo extenso del viaje, pero los expertos recomiendan hacer al menos una parada cada hora u hora y media, aproximadamente. Si es la primera vez que viajan juntos, hacer pequeños recorridos o trayectos con anterioridad puede ayudar a que se acostumbre y genere familiaridad con el vehículo.

4. No le ofrezcas comida mientras están en movimiento

Tampoco se recomienda alimentar a la mascota mientras el vehículo esté en movimiento. Se aconseja darle agua y calcular el tiempo desde que se hidrató, para poder hacer paradas oportunas.

 

En el caso de la comida, lo mejor es evitar alimentarla tres o cuatro horas antes de comenzar el viaje, para minimizar el mareo, sugiere la web HowStuffWorks . Si llegase a necesitar comer en algún punto del viaje, hay que alimentarla en una parada de descanso y darle algo de tiempo para que la digiera.

  • Disfruta tu vehículo - prepara para que se sienta en casa

5. Prepara el vehículo para que se sienta en casa

Para mantenerla ocupada y cómoda, es importante traer algunas de las mantas y juguetes de uso común. Ayuda a que mantenga la calma y se distraiga, especialmente si se trata de su juguete favorito o si es masticable, por el reto que representa.

 

De hecho, comprar juguetes nuevos para el viaje te ayudará a mantenerlos interesados y ocupados mientras juegan con ellos.

 

El proceso de preparación debe incluir un kit de emergencia, que contenga tazones de agua, bolsas, correas extras, almohadas, paseadores y toallas de higiene, entre otras cosas.
 

Conclusiones:


Hacer un viaje con tu mascota, en el que ambos disfruten el proceso, es posible. Dile adiós a los dolores de cabeza si preparas el vehículo para tu mascota, la acostumbras antes con pequeños trayectos, llevas algunos de sus juguetes y mantas, evitas sentarla en el asiento delantero, la sujetas para mantener su seguridad y comodidad, y haces paradas en el camino.

Este sitio web usa cookies para personalizar el contenido, adaptar, evaluar los anuncios y ofrecer una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas el uso de cookies.
Consulta la política de cookies aquí