image

De la información a la acción

Aventúrate a la compra de tu vehículo nuevo de forma inteligente. Aprovecha tus recursos y concéntrate en lo que realmente importa.

Comprar un vehículo es una decisión importante y no debe tomarse a la ligera

Son muchas las variables que intervienen en el proceso, desde el estilo de vida de cada persona hasta los gastos asociados al mantenimiento del vehículo. Esta guía ofrece detalles y recomendaciones que le facilitarán la vida al futuro dueño de un vehículo en Colombia. Cómo escoger el tipo de vehículo, una lista de términos técnicos, los elementos de rendimiento y seguridad básicos de un vehículo, los accesorios, la documentación, el financiamiento y el mantenimiento son los contenidos principales desarrollados en el documento.

 

Tiempo de lectura: 12 minutos

guía para comprar tu vehículo nuevo

Tu vehículo nuevo será el compañero de aventuras, el que te lleve a lugares y momentos importantes. Será testigo de viajes en familia y con amigos, y en algunos casos te acompañará a trabajar y a desarrollar tu vida profesional. Es por esto que comprar un vehículo es una de las metas más comunes entre las personas. De hecho, cada año aumentan las cifras de adquisición de vehículos nuevos. Por ejemplo, en 2019 en Colombia se vendieron 263.684 vehículos, un crecimiento de 2,7% frente al año anterior, según informes de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos) . Este año 2020 ha sido muy fluctuante debido a la pandemia; sin embargo, desde la reapertura en mayo de las actividades del sector automotriz, la reactivación ha sido muy positiva. Junio significó un incremento de 34%, con 11.981 vehículos matriculados.

 

Es muy probable que los colombianos sigamos comprando vehículos nuevos y que sigan apareciendo innovaciones en sus modelos, sobre todo por el creciente interés en evitar el transporte público por el temor a contagiarse. Este aumento de las compras de vehículos ya se experimentó en países como España y China , y en Colombia parece que se repite. Sea como sea, adquirir un vehículo, además de ser muy emocionante, es una decisión que requiere estar bien informado; así que, si piensas en comprar uno nuevo, esta guía te facilitará el proceso.

 

Contenido:

1. ¿Qué tipo de vehículo escoger?
2. ¿Cuáles son los términos básicos que debo conocer?
3. ¿Qué no puede faltar en mi vehículo nuevo?
4. ¿Cómo puedo mejorar las características de mi vehículo nuevo?
5. ¿Qué debo preguntar a mi asesor comercial?
6. ¿Qué documentos necesito para comprar un vehículo en Colombia?
7. ¿Cómo puedo financiar mi vehículo?
8. ¿Qué debo saber sobre el mantenimiento de un vehículo nuevo?

 

En esta guía te damos las respuestas a todas esas preguntas y algunos detalles adicionales que te permitirán hacer una compra inteligente, emocionante e informada, y disfrutar la vida con tu vehículo nuevo. La idea es que después de investigar y probar muchas opciones, compres exactamente el vehículo que quieres y necesitas, y que la compra te haga feliz.

 

¿Qué tipo de vehículo escoger?

 

Alaskan
Captur
Sandero

Investigar entre todas las posibilidades puede ser una aventura que te lleve a descubrir marcas, modelos, características y accesorios que antes no habías pensado. Hay muchos elementos que deben considerarse antes de adquirir un vehículo. Lo primero es preguntarte por qué y para qué lo quieres comprar y cómo se adapta a tu estilo de vida, considera si lo vas a usar todos los días y cuáles viajes y aventuras te gustaría vivir con tu vehículo nuevo. Esto te permitirá abrir tus posibilidades y decidir, entre todos los tipos de vehículos existentes, el que mejor se adapta a ti. Para elegir entre un vehículo pequeño, un vehículo utilitario deportivo (SUV, por sus siglas en inglés), o una pick-up, ten en cuenta estos elementos:

 

  • Tamaño de la familia: es un punto muy importante, pues te permite elegir el tamaño del vehículo y sus comodidades. Si es un vehículo para una o dos personas, será suficiente un vehículo pequeño; si se trata de un grupo de personas, lo ideal será un vehículo familiar o una camioneta familiar amplia y con baúl espacioso para disfrutar al máximo de las aventuras de los fines de semana o las vacaciones. Esta consideración es también válida para familias con mascotas, que, si bien no van siempre como pasajeras, serán trasladadas en algunos momentos y circunstancias, como en visitas al veterinario o viajes.
  • Ocupación: muchas veces los vehículos se adquieren por el tipo de trabajo o estilo de vida de quien lo va a usar. Algunos empleos exigen como requisito que el candidato tenga un vehículo, porque necesitará trasladarse constantemente dentro o fuera de la ciudad. De modo que, si tu ocupación demanda mucha movilidad, deberás buscar un vehículo cómodo, porque pasarás mucho tiempo en él. Por otra parte, tu estilo de vida u ocupación puede demandar un vehículo con características particulares; por ejemplo, ir a la finca o a la casa de campo, transportar material pesado, trasladarse en terrenos difíciles o trabajar en construcción puede requerir la compra de una pick-up.
  • Dimensiones personales: tu estatura y tu peso corporal son factores importantes al momento de comprar un vehículo nuevo y pocas veces se toman en cuenta. Busca un vehículo que te garantice confort en cualquier traslado, sea de corta o larga duración. El vehículo debe facilitarte la vida. Lo ideal es estar abierto a muchas opciones, a indagar y probar. Eso te permitirá descubrir el que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.
  • Uso: algunas personas usan su vehículo, por ejemplo, solo durante los fines de semana debido a las restricciones del pico y placa o para ahorrarse los gastos de parqueadero y gasolina. Otros, por el contrario, lo usan durante la semana laboral y emplean otras opciones los fines de semana. Además, el confinamiento causado por la pandemia ha limitado bastante los viajes aéreos, de modo que cada vez se harán más frecuentes los paseos en vehículo. Esto sin contar a los aficionados de deportes al aire libre, como el ciclismo, el golf o el trail running; para ellos, el vehículo será muy útil, bien sea para transportar los equipos o para llegar a los lugares de práctica. También ten en cuenta que, si tienes un espíritu aventurero, te gusta viajar por carretera y te gusta la naturaleza, tu vehículo será el mejor compañero.
  • Ventas y reseñas: los datos son siempre buenos indicadores. Investiga los números de ventas, la accidentalidad, la disponibilidad y el costo de los repuestos, los costos de mantenimiento y todo lo que te pueda dar una referencia del vehículo que deseas comprar. Sé curioso, mientras más referencias tengas, mejor información tendrás. Busca cifras sobre los vehículos del mercado y lee reseñas en revistas especializadas. La opinión de los expertos es muy valiosa. Vas a encontrar opiniones de todos los tipos, debes estar abierto a escuchar de todo y a sacar tus propias conclusiones.
  • Gustos: si bien todas las consideraciones anteriores son muy relevantes, la estética es un factor determinante para muchos. Algunas personas prefieren vehículos con líneas más clásicas, por ejemplo; otros se inclinan por modelos más deportivos. En el mercado encuentras modelos para todas las preferencias de tamaño, color y estilo. Como todo en la vida, si no te gusta, no te hará feliz.

  • Cuidado de mi vehículo - aspectos a valuar

¿Cuáles son los términos técnicos que debo conocer?

A continuación, te mostramos una lista con algunos términos automotrices que te servirá para elegir tu vehículo:

Control y estabilidad

 

ABS: son las siglas en inglés de sistema antibloqueo de frenos. Según la Agencia nacional de seguridad vial de Colombia en su resolución 536 de 2019, se entiende por sistema antibloqueo la parte de un sistema de frenado de servicio que, durante el frenado del vehículo, controla automáticamente en una o varias ruedas el grado de deslizamiento en el sentido de rotación de las mismas. La denominación del sistema es ABS .

 

ESC: control de estabilidad. Según la Agencia nacional de seguridad vial de Colombia en su resolución 536 de 2019, es un sistema que mejora la estabilidad direccional de un vehículo al controlar automáticamente el par (torque) de frenado en las ruedas del costado izquierdo y derecho en cada eje. Permite corregir el giro que se dio al volante de acuerdo con la evaluación del comportamiento del vehículo en comparación con el comportamiento del vehículo exigido por el conductor y asistiéndolo para que este pueda mantener el control. El sistema tiene diferentes denominaciones de acuerdo con el fabricante, entre ellas ESP, ESC, VDC, DSC o cualquier otra dependiendo de la tecnología empleada .

  • términos técnicos que debo conocer

●REF: distribución electrónica de fuerzas de frenado; dispositivo para distribuir la fuerza del frenado entre las ruedas delanteras y traseras.


●CVT: es un tipo de transmisión automática moderna que garantiza la aceleración suave y continua con un excelente tiempo de respuesta.


●Dirección: es el sistema que permite asistir el giro de las ruedas con el volante. Es más dura a medida que aumenta la velocidad, de manera de evitar accidentes. Puede ser mecánica o asistida: la mecánica solo depende de la fuerza que emplee el conductor; la asistida puede ser hidráulica, electro-hidráulica o eléctrica (esta última se usa en camiones) y, además del esfuerzo del conductor, recibe ayuda del sistema del vehículo.


● HSA: asistente de arranque en pendiente (subida) que evita que el vehículo retroceda mientras se cambia del freno al acelerador.


● Suspensión: sistema que suspende y absorbe los movimientos bruscos que se producen en la carrocería debido a las irregularidades del camino con el fin de proporcionar una marcha suave, estable y segura.


4x2 (2WD): sistema de tracción en dos ruedas, delanteras o traseras. Ideal para la ciudad o terrenos que no impliquen muchos desafíos.


4x4 (4WD): sistema de tracción en las cuatro ruedas; todas las ruedas reciben la misma fuerza del motor y además se distribuye uniformemente en el tren delantero y trasero (50% adelante y 50% atrás). Se recomienda para terrenos complejos y de difícil acceso, para personas curiosas y con espíritu aventurero, trabajadores en terrenos abiertos, en el campo, para agricultores, constructores, mineros y todos los que buscan nuevas experiencias y vivir emociones con su vehículo.

 

 

Potencia y fuerza


CV: “caballo de vapor”: la potencia máxima del vehículo expresada en sistema métrico decimal. Su número indica la capacidad del vehículo para alcanzar su velocidad máxima.


HP: caballo de fuerza, pero en sistema de medida inglés. 1 HP equivale a 0,138 CV


kW: kilovatio; es la medida de potencia de un vehículo eléctrico. 1kW equivale a 1,36 CV y a 1,34 HP.


RPM: son las revoluciones por minuto que alcanza un motor. El número indica la cantidad de vueltas que da el cigüeñal en cada minuto y es visible en el tacómetro.


SOHC: se refiere al tipo de motor con un solo árbol de levas (una barra con soportes para piezas rotativas que permite accionar diversos mecanismos giratorios) para manejar las válvulas de admisión y escape del vehículo. Otro tipo de motor, el DOHC, usa dos árboles, uno para la válvula de admisión y otro para el escape.

 

Sostenibilidad


GSI: indicador de cambio de marcha que te indica, mediante el encendido de una luz, cuándo es el mejor momento para cambiar la marcha. Así se reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Es muy valorado por las personas interesadas en minimizar el impacto ambiental de sus actividades cotidianas.

 

Seguridad


●TRF:
es el sistema que controla a distancia la apertura y cierre de los seguros.

 

Estos términos te facilitarán la vida al momento de revisar las fichas técnicas de los vehículos que estás evaluando.
 

  • Qué no puede faltar en mi vehículo nuevo - 1

¿Qué no puede faltar en mi vehículo nuevo?

Para escoger tu vehículo debes conocer el funcionamiento de todos sus elementos, evaluar su impacto ambiental y económico, y saber cuán seguro es.

Rendimiento del combustible: verifica qué tipo de combustible requiere el vehículo, así como la capacidad del tanque y su rendimiento o alcance (cuántos galones consume para recorrer una determinada distancia). Un mayor rendimiento implica menos combustible y, por lo tanto, menos costos. Es importante que sepas que la cifra del alcance es aproximada, ya que depende también del estilo de conducción, sistemas en uso durante el trayecto, terreno, entre otras. Algunas personas revolucionan mucho el motor antes de meter el cambio y esto produce mayor consumo de combustible.

 

○La potencia del vehículo también es un factor determinante en el rendimiento: mayor fuerza de empuje significa mayor gasto energético. La potencia está relacionada con la velocidad y el torque con la fuerza; para arrancar un vehículo necesita torque; posteriormente, la potencia mantiene la respuesta del torque. Cuando pones en marcha el vehículo, le proporcionas una fuerza y el motor devuelve parte de esa energía, por lo tanto, debes conocer cuánta energía devuelve el motor comparada con la que le proporcionas .

  • Qué no puede faltar en mi vehículo nuevo - 2

● Seguridad: es uno de los factores más importantes a la hora de elegir el mejor vehículo para ti. Es clave que escojas las características más seguras para que vivas al máximo tu vehículo nuevo. Evalúa las llantas, los frenos, la dirección, la suspensión, los cinturones de seguridad y los airbags. Asegúrate de que tu vehículo venga con: (puede variar dependiendo la referencia del vehículo)

 

○ Sistema de frenos antibloqueo (ABS)
○ Control de estabilidad (ESC)
○ 4 airbags: conductor, pasajero y laterales
○ Cinturones de seguridad con apoyo en hombro y caderas en todos los asientos
○ Si tienes niños, fijaciones Isofix®: puntos de apoyo para adaptar las sillas de los niños de forma segura
○ Botiquín de primeros auxilios
○ Extintor
 

● Garantía: Todos los fabricantes se encuentran obligados a ofrecer garantía de cobertura frente a fallas técnicas, mecánicas o eléctricas que afecten el funcionamiento normal del vehículo. La garantía es válida por tiempo o por kilometraje (lo que ocurra primero). Así mismo, es importante que tengas en cuenta que los fabricantes se encuentran obligados a garantizar por un término no menor de diez años, las piezas de repuestos que el vehículo pueda llegar a necesitar. Algunas marcas incluyen entre sus servicios de venta la opción de garantía extendida. Debes indagar bien sobre las opciones que tienen y si se adaptan a tus necesidades. Es muy importante tener en cuenta los siguientes aspectos para evitar perder la garantía o recibir un servicio no deseado:


○ Dar uso correcto al vehículo de acuerdo con sus especificaciones técnica.
○Mantener el diseño y calidades originales del vehículo, evitando modificaciones que alteren su tecnología, diseño y funcionamiento mecánico.
○ Revisa periódicamente el vehículo en los agentes autorizados por el concesionario y en los tiempos establecidos.
○ Si realizas modificaciones a los sistemas originales de tu vehículo nuevo, como luces o sonido, por ejemplo, podrías perder la garantía. Si quieres hacer cambios para personalizar el vehículo, habla con tu asesor comercial.
○ Debes leer con detenimiento todas las condiciones del certificado de garantía, para evitar prácticas que luego pueden traer costos mucho más elevados.

  • Cómo puedo mejorar las características de mi vehículo nuevo

¿Cómo puedo mejorar las características de mi vehículo nuevo?

El precio de un vehículo no solo varía según su tipo, sino también según su versión. Un mismo vehículo puede costar más si en lugar de adquirir el modelo básico se incluyen ciertos accesorios adicionales al equipamiento básico. Si bien la calidad no varía, con los accesorios se potencian las características de un vehículo nuevo; incluso pueden variar sus funciones y la carrocería. Disfruta al elegir los accesorios: es de las actividades más emocionantes de la compra de un vehículo. Hay diversos tipos de accesorios:

 

Funcionales: aquellos que brindan comodidad y seguridad al conductor y los pasajeros. Entre los accesorios funcionales están apoyabrazos, tapetes termoformados, sensor de parqueo delantero y trasero, sensor de lluvia, eleva vidrios, guardabarros, deflectores de aire, pernos de seguridad, seguro de llanta de repuesto, etc.


De diseño: son accesorios que resaltan los atributos y la apariencia de tu vehículo nuevo. Son visualmente atractivos. Hablamos de cojineria en cuero, sunroof, embellecedor de escape y parachoques, coquillas de retrovisor y moldura de estribo, por ejemplo.


 

Tecnológicos: mejoran el funcionamiento del vehículo, nuestras sensaciones al utilizarlo y brindan estatus y versatilidad. Entre los accesorios tecnológicos se encuentran conectividad, cargador inalámbrico, cámara de seguridad, cámara de reversa, sensor de presión de llantas y centro de entretenimiento con Android Auto® o Apple CarPlay®, entre otros.


Plus: son accesorios especiales y exclusivos, ideales para quienes quieren destacarse y están abiertos a alternativas de mayor valor. Algunas marcas de vehículos tienen series limitadas con accesorios especiales, lo que quiere decir que podrás tener el mismo vehículo que muchas personas, pero con accesorios que marcarán una gran diferencia. Es importante que los accesorios los adquieras directamente con el concesionario; así conservas la garantía con el fabricante, al tiempo que compras productos de la mejor calidad y a la medida de tu vehículo.

 

Además de la variación en el precio, para elegir los accesorios del vehículo es importante considerar los puntos que mencionamos al principio de esta guía: el tamaño de tu familia, el uso y la ocupación que le darás al vehículo y tus gustos; así podrás disfrutarlos en su totalidad. Estas consideraciones te darán la información que necesitas para seleccionar los accesorios ideales para ti. Un buen asesor te hará las preguntas correctas y te orientará en una compra específica para ti y tus necesidades.

¿Qué debo preguntar a mi asesor comercial?

 

La curiosidad trae muchos beneficios: mientras más preguntes e investigues, mejores resultados obtendrás. Para asegurarte que al llegar al concesionario recibas el mejor acompañamiento posible, hay algunas preguntas que puedes hacer para que recibas la orientación adecuada y consigas comprar el vehículo que mejor se adapta a ti y en el tiempo que esperas. Estas son algunas de esas preguntas:

● ¿Está disponible el vehículo que quiero? Si no es así, ¿cuánto tiempo debo esperar?
● ¿Cuáles son los vehículos que tienen para entrega inmediata?
● ¿En qué colores y versiones está disponible el vehículo para entrega inmediata?
● ¿Me pueden garantizar una placa par o impar según mi preferencia?
● Además de un asesor comercial, ¿puedo hablar con un experto para que me aclare algunas especificaciones técnicas?
● ¿Puedo financiar el vehículo directamente con ustedes?
● ¿Puedo entregar mi vehículo actual como parte de pago?
● ¿En cuánto tiempo me entregan el vehículo una vez que haya realizado el pago y enviado todos los requisitos para la matrícula?
● ¿Quién realiza la matrícula del vehículo, el concesionario o yo?
● ¿Cuáles son las garantías de calidad que me ofrecen con la compra de este vehículo? ¿Cuáles son las condiciones de la cobertura?
● ¿Cada cuánto tiempo debe hacerse mantenimiento al vehículo y cuánto cuesta?
● ¿Puedo tener acceso a la guía de mantenimiento?
● ¿Cuál es el costo promedio total del mantenimiento (incluidos los mantenimientos regulares, cambios de repuestos, etc.) de un vehículo como el que quiero?
● ¿Cuáles son los accesorios disponibles para el vehículo?
● ¿Puedo probar varios tipos de accesorios?
● ¿Cuál es la ficha técnica?
● ¿Qué características amigables con el ambiente tiene el vehículo?
● ¿Puedo hacer una prueba de manejo? Si es así,

○ ¿Qué incluye la prueba?
○ ¿Debo pagar algo para hacer la prueba?
○ ¿Cuántas veces puedo hacer la prueba?
○ ¿Puedo probar más de un vehículo?
○ En la prueba, ¿debo ir solo o puedo ir acompañado por un amigo o familiar?

 

La visita al concesionario es clave en toda esta experiencia y debes sacarle el mayor provecho posible. Prueba distintos vehículos, sal de tu zona de confort y atrévete a vivir cosas nuevas. Experimenta con diversos accesorios y colores, toma fotos, diviertete en la búsqueda de tu vehículo ideal. Prueba el asiento del conductor primero, pero siéntate en todos. Atrévete a vivir la experiencia desde diferentes perspectivas.

 

Habla con el asesor comercial, con el técnico, incluso con otros clientes que estén viviendo lo mismo que tú o algún conocido que tenga el mismo vehículo para que te cuente su experiencia. Imagina todo como una gran expedición y seguro encontrarás respuesta a todas tus preguntas y más.

¿Qué documentos necesito para comprar un vehículo en Colombia?

 

Una vez que evaluaste todas las variables, comparaste todas tus opciones y encontraste el vehículo perfecto para ti, debes reunir una serie de documentos para formalizar la compra y matricular el vehículo. Un momento muy emocionante, ya que significa que estás a solo un paso de adquirir tu vehículo nuevo. Estos son los requisitos en Colombia :

● Documento de identidad: cédula de ciudadanía o extranjería.
● Formato único de trámites: descargable en la página del Registro Único Nacional de Transporte (RUNT) o disponible en los puntos de atención de Servicios Integrales de Movilidad (SIM).
● RUNT: la persona natural o jurídica que va a comprar el vehículo debe estar inscrita en el Registro Único Nacional de Transporte y contar con el soporte que lo compruebe.
● Impuestos obligatorios: por derecho de posesión y circulación del vehículo.
● SOAT: Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, que cubre los daños corporales o la muerte causados a personas en accidentes de tránsito.
● Paz y salvo de multas por infracciones: emitido por el Sistema Integrado de Información sobre Multas y Sanciones por Infracciones de Tránsito (Simit).
● Pago de derechos del trámite: en las ventanillas de los bancos.
● Improntas de sistemas de identificación: motor, serie y chasis.

La matrícula del vehículo puede realizarse en la localidad donde reside el propietario; si posteriormente cambia de localidad puede solicitar la modificación y pagar el trámite. Los costos de los documentos pueden variar según la gama del vehículo y algunos de ellos deben renovarse anualmente, por ejemplo, el SOAT y el pago de los impuestos.

El trámite, dependiendo el concesionario donde se haga la compra, puede realizarlo el propietario del vehículo o el mismo concesionario.


Matricular tu vehículo en línea es muy sencillo:

Al principio hubo ciertas inquietudes sobre la posibilidad de matricular los vehículos mediante la modalidad virtual. Sin embargo, puedes estar tranquilo; el proceso no representa ningún desafío :

1. El usuario ingresa al sitio web de la entidad desde la plataforma del RUNT.
2. El usuario registra sus datos: nombre, documento de identidad, correo electrónico, fecha de expedición.
3. El RUNT verifica con la base de datos de la Registraduría; si la identificación es positiva, envía una lista de preguntas de seguridad a la dirección de correo electrónico del usuario.
4. El usuario responde las preguntas.
5. El RUNT autentica al usuario.
6. El usuario autenticado digitaliza los documentos de los requisitos y los envía al organismo territorial que le corresponde.
7. El organismo radica, verifica, procesa, aprueba e imprime el comprobante y lo envía al concesionario junto con las placas y las licencias.
 

  • Cómo puedo financiar mi vehículo

¿Cómo puedo financiar mi vehículo?

En Colombia son varias las opciones disponibles para adquirir un vehículo nuevo. En este sentido es importante que investigues, las conozcas y evalúes la que más se ajuste a tus posibilidades:

● De contado: es la forma más fácil y rápida de adquirir un vehículo. Si cuentas con todo el dinero, puedes elegir tu medio de pago preferido para pagar al concesionario.


● Leasing: es una modalidad de alquiler del vehículo con opción a compra después de un tiempo de uso.


● A crédito: puedes solicitar un crédito total o parcial en un banco. Es necesario revisar en detalle las condiciones y los requisitos de cada entidad. Puedes utilizar calculadoras en línea para proyectar el monto del préstamo y las cuotas según tu ingreso y situación particular.

 

Financiamiento directo con el concesionario: los concesionarios trabajan con entidades financieras para ofrecer planes de financiamiento a los clientes. Algunos planes no tienen cuota inicial; otros no tienen intereses o tienen intereses postergados; hay opciones de cuotas fijas o variables y en algunos casos se recibe el vehículo usado como parte de pago una vez que se realiza el peritaje y se establece el precio. En los concesionarios encontrarás mucha apertura a escuchar tus necesidades y posibilidades, para ofrecerte soluciones a tu medida.

 

Para tomar la decisión debes evaluar el monto de las cuotas frente a tus gastos mensuales, el costo de los intereses, el tiempo que vas a demorar en pagar el vehículo, los factores de riesgo que puedan cruzarse en el camino (pérdida de empleo, crisis financiera, emergencias personales, etc.). Algunas entidades ofrecen seguros de créditos; es otra posibilidad que puedes considerar. No escatimes en la investigación; escucha y evalúa todas las posibilidades. Pregunta: quizás hay cosas que desconoces y el asesor te puede abrir un abanico de oportunidades.
 

¿Qué debo saber sobre el mantenimiento de un vehículo nuevo?

 

Hay algunos gastos asociados a la compra de un vehículo nuevo que debes considerar para elegir tu vehículo ideal:

 

● Servicio de mantenimiento: según el vehículo, se realiza cada 5.000, 8.000 o 10.000 kilómetros o un año (lo que suceda primero).
● Revisión tecnomecánica: debe realizarse anualmente a partir del sexto año, contado desde la fecha de su matrícula.
● Repuestos: pueden necesitarse por fallas técnicas, accidentes o fin de su vida útil por desgaste. Para algunas marcas y modelos de vehículos, la disponibilidad de los repuestos es limitada y sus costos elevados porque deben importarse, lo que genera costos adicionales de impuestos y recargos. Con los repuestos tienes que ser muy responsable; no es algo en lo que debas experimentar.
● Combustible: según el uso del vehículo, su rendimiento y el tipo de combustible recomendado para su modelo, la tanqueada puede variar entre cada siete o quince días. La recomendación es que el tanque se mantenga al menos por la mitad.
● Seguro: varía según la compañía que lo ofrece, el modelo del vehículo, su gama y antigüedad. Además, el historial de siniestralidad del conductor puede influir en el costo y la cobertura.
● Lavado: puede variar según las preferencias, aventuras y gustos del propietario, así como de acuerdo con las condiciones climáticas de la ciudad donde se encuentre y la exposición a la intemperie. El precio depende del tamaño de la carrocería y de los servicios adicionales como grafitado y polichada, entre otros.
● Parqueaderos: es uno de los costos diarios más elevados para los propietarios de vehículos en Colombia; varía según la zona y la ciudad. Algunas empresas ofrecen planes mensuales que permiten disminuir el gasto.
● Cambio de llantas: se recomienda hacerlo cada 40.000 kilómetros. Sin embargo, en caso de accidente o falla por algún motivo, debe realizarse antes, y lo ideal es que se cambien las cuatro al mismo tiempo. Antes y después de hacer viajes o transitar por nuevos terrenos hay que revisar las llantas.
● Impuestos: variables según la gama del vehículo; deben renovarse cada año.
● SOAT: se paga anualmente y las tarifas cambian según el tipo de vehículo y su antigüedad.

 

Es muy importante tener en cuenta todas las variables que suponen costos adicionales a la compra, tanto si es a crédito como si es al contado. El vehículo perfecto para ti es el que te hace la vida fácil, te gusta, lo disfrutas y puedes pagar y mantener.

 


Conclusiones:

 

La compra de un vehículo nuevo puede ser toda una aventura si la haces de manera inteligente y documentada. En lugar de ser fuente de estrés y preocupaciones, cada paso del proceso de compra debería disfrutarse al máximo. Evalúa todas las opciones según tus necesidades, deseos y estilo de vida, lee reseñas y consulta cifras de ventas, detalla las especificaciones técnicas y los accesorios que puedes agregar para darle un toque más atractivo a tu vehículo nuevo, evalúa los riesgos y garantiza tu seguridad. Investiga todas las oportunidades que tienes para financiar la compra y haz tus cálculos, que incluyen los costos de mantenimiento. Tu vehículo nuevo está a la vuelta de la esquina. Planificate y búscalo en el concesionario. ¿Qué esperas para vivir esta emoción?

Este sitio web usa cookies para personalizar el contenido, adaptar, evaluar los anuncios y ofrecer una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas el uso de cookies.
consulta la política de cookies aquí